12 Diciembre 2017

Taller de difusión revisó oportunidades para las pymes del sector alimentario

En el evento participó el reconocido chef Carlo von Mühlenbrock, quien destacó la importancia del sector alimentos y los desafíos que enfrentan los emprendedores en este rubro.

Compartir  las experiencias de las seis pymes chilenas que participaron de una gira de prospección tecnológica a Alemania en octubre pasado y revisar cuáles son las tendencias más potentes en Europa en materia alimentaria fue el objeto del taller de difusión realizado hoy por Eurochile.

El taller “Innovaciones tecnológicas, conocimientos y buenas prácticas en Alemania para la industria alimentaria” rescató los aprendizajes de las pymes chilenas de la gira realizada en el marco de la feria ANUGA, la exhibición del área de alimentos más grande del mundo que tiene lugar cada año en la ciudad alemana de Colonia. La misión, que fue co-financiada por Corfo, no sólo incluyó la visita a la feria en la que participaron 7.400 empresas provenientes de 198 países, sino que también les permitió prospectar tecnologías durante la visita a tres importantes compañías germanas.

El Director de Innovación del Programa Transforma Alimentos de Corfo, Francisco Rossier, resaltó la importancia de transformar el procesamiento de los alimentos y generar productos que diversifiquen la paleta exportadora de Chile. “Hay pocos lugares para hacer esto como Alemania, que es el tercer exportador más grande de alimentos. Alemania lo puede hacer porque tiene una industria metalmecánica muy fuerte, entonces no sólo son capaces de generar productos nuevos sino también procesos tecnológicos para crearlos”. De allí, señaló Rossier, la importancia de visitar a empresas específicas que han desarrollado sus propias soluciones tecnológicas.

Patricia Aillapán, Jefa de Proyectos de Eurochile y quien organizó y acompañó a las pymes en su gira a Colonia, destacó las tendencias que hoy lideran la industria alimentaria en Europa. Conceptos como “clean supreme” o “disruptive green” son fundamentales para entender hacia dónde tienen puestos sus ojos los mercados hoy.

“El concepto de clean supreme, por ejemplo, está directamente ligado al uso de etiquetas limpias, vale decir que incluyan ingredientes amigables con el medioambiente y con respeto por el bienestar animal”, destacó Aillapán haciendo alusión a una tendencia que favorece los productos con la menor cantidad posible de ingredientes procesados.

Lo mismo ocurre con el concepto de “disruptive green” que refleja el interés de los consumidores por leches o jugos de origen vegetal, alternativas a los productos cárnicos y la irrupción de opciones veganas que hoy ya entraron al mercado masivo.

Foco en las pymes

El reconocido chef, empresario gastronómico y figura de la televisión, Carlo von Mühlenbrock, fue el invitado especial al taller para abordar los desafíos que tienen ante sí quienes se deciden a emprender desde el sector alimentario.

Con tal objetivo, Von Mühlenbrock recordó la misión que junto a Eurochile se realizó en el año 2015 para llevar a un grupo de pymes con sus productos al pabellón de Chile en la Expo Milán, la cual estuvo dedicada a los alimentos.

“Nunca nos imaginamos lo que iba a pasar, que Chile fuera uno de los stands más visitados y premiados, precisamente por sus productos. El cochayuyo fue el producto más vendido, lo mismo ocurrió con pastas de ajíes, snacks vegetales y cervezas. Y lo más alucinante fue que muchos de los emprendedores vieron en Milán que había una esperanza real de que sus productos pudieran salir al exterior”, contó sobre la experiencia.

El chef destacó que esa fue una oportunidad, tal como lo fue esta gira a Alemania, para que las empresas puedan darse cuenta de lo que tienen y de lo que les falta. “Es siempre muy útil identificar las falencias, y compararse con lo que hay disponible en el mercado a nivel internacional”, concluyó.

Similar opinión tuvo Jorge Kuncar de la empresa Vilay, pyme que produce leche de almendras y arroz y que participó de la gira a Alemania. “Esta gira fue muy buena porque nos pudimos testear para ver cómo estábamos con la competencia internacional. Nuestros competidores hoy en día son todos internacionales y creemos que salimos bastante bien parados en cuanto a calidad y precios”, resumió.

Por su parte, Pablo Montt de la empresa Granasur que produce aceite de rosa mosqueta, destacó la importancia de haber podido prospectar una nueva prensa para su proceso productivo. “Visitar ANUGA fue una gran oportunidad porque en esa feria se ve de todo, desde cosas muy básicas de etiquetado hasta la última tecnología a nivel internacional”, indicó.