21 Septiembre 2018

“La economía circular es una estrategia global que debe ser considerada en todos los rubros”

“La economía circular es una estrategia global que debe ser considerada en todos los rubros”

Conversamos con el experto español, Frederic Clarens Blanco, Licenciado en Química por la Universidad de Barcelona y Doctor en Ciencia por la Universidad Politécnica de Catalunya sobre lo que significa la economía circular para las Pymes. Recalca que hay que entenderla como una filosofía, un cambio de mentalidad.

Frederic Clarens es el responsable de la unidad de ecología industrial en la Fundación Centre Tecnològic-Eurecat. Su experiencia incluye estudios principalmente en los sectores de automoción, gestión de residuos, alimentario, gestión del agua y construcción. Ha participado en numerosos proyectos de I+D nacionales y/o internacionales y ha publicado más de 40 documentos científico-técnicos.

En la actualidad asesora a Eurochile en el programa de difusión tecnológica que esta fundación empresarial ejecuta con el cofinanciamiento y apoyo de Corfo.

-¿Cómo define economía circular?

De forma muy simple es aumentar la eficiencia de los recursos, manteniéndolos en el ciclo productivo. Normalmente se habla de distintos modelos de economía circular que apoyan este aumento de la eficiencia de estos recursos. Los modelos hacen referencia a las distintas estrategias o alternativas que se dan para implementar esta eficiencia de los recursos. Puede ser incorporar materiales reciclados, hacer un producto reciclable, implementar un servicio en vez de vender un producto y así ganar la eficiencia de forma interna. Hay mucha variedad en función del sector y de la aplicación, cada empresa ha de encontrar su solución particular.

-¿En qué se diferencia economía circular con reciclaje?

Principalmente en el alcance. El reciclaje se limita a la valorización material de productos al final de su vida operativa y, por tanto, puede formar parte de un modelo de economía circular, pero esta abarca todo el ciclo del producto y en consecuencia incluyendo otras estrategias.

¿Qué elementos deben considerar las mipymes a la hora de diseñar su modelo de negocios basado en economía circular?

Esto es esencialmente economía. Por lo tanto, se debería destacar el conocimiento del mercado con una visión amplia, los clientes, las regulaciones, competidores y obviamente su ciclo productivo. Detectar las necesidades a corto plazo y las oportunidades del entorno.

¿Significaría una inversión de dinero el hecho de sustituir el modelo de negocios por uno que se centre en economía circular?

En función del caso. En muchas situaciones la inversión inicial es nula o muy baja. La inversión dependerá del cambio o de la evolución que se quiera hacer. Si estamos fabricando un producto y se quiere sustituir una materia prima por otra y no se necesita cambiar el proceso productivo, la inversión es mínima. Por el contrario si estamos cambiando todo el proceso productivo para incorporar uno más limpio o una nueva solución, podría tal vez ser significativa. La inversión es muy dependiente de lo que se busca transformar.

Pero si ya tengo la empresa instalada y quiero cambiarla

La economía circular no hay que entenderla como solución, sino como una estrategia, una visión de mediano plazo de que hay que ser eficientes porque los recursos son finitos, depende como queramos leer ese círculo. Ese es un paso que se va trabajando, muchas empresas aunque digan que no han hecho economía circular, ya postulan, ya trabajan con elementos de economía circular. No hay que temerle, es una evolución natural y necesaria, que muchas empresas pueden incorporar de forma suave o sin grandes cambios. Hay que entenderla como una necesidad, una filosofía o un cambio de mentalidad.

¿Empresas de todos los rubros pueden participar de este modelo?

Sí, hay sectores en que se disponen de más antecedentes, pero la economía circular es una estrategia global que debe ser considerada en todos los rubros. Todos los sectores consumen electricidad, agua, materiales. Algunas dan soluciones informáticas que es uno de los modelos de negocios que con la virtualización o proyectar soluciones informáticas reemplaza el uso de papeles. Los principios de economía circular son válidos en todos los sectores productivos, hay algunos más afines como el alimentario, embalajes, mineros.

Ud. actualmente está asesorando a empresas metalmecánicas y metalúrgicas que participan en un proyecto de Eurochile ¿cómo evalúa el proceso de aprendizaje por parte de estas mipymes de los conceptos de economía circular e industria 4.0?

Muy positivo. Las empresas que han participado están incorporando estos conceptos, clarificando sus interconexiones, similitudes y diferencias, favoreciendo el camino a la implementación real de dichas prácticas. En la primera misión lo empresarios decían estamos interesados, pero nos da un poco de miedo. “La economía circular no es para mí, sino que para las grandes empresas”. Pero una vez explicado los conceptos y hechos los talleres, la ven que es algo mucho más afín a su empresa y han propuesto 5 o más medidas, lo ven como impositivo y están caminando hacia la economía circular.

¿Qué fortalezas y potencialidades visualiza en Chile para transformar la economía en una que sea circular?

No soy un experto de la economía chilena pero diría que una fortaleza es su transparencia con las regulaciones. El soporte de las regulaciones de las administraciones es clave para impulsar estos cambios. Te diría que en conjunto la sociedad chilena, la preparación y los antecedentes son muy positivos a que Chile pueda ser un país tractor a estos cambios. LA ley REP es un ejemplo claro que va muy alineado. Por otra parte, destaco el apoyo económico a la innovación por instituciones como Corfo.

¿Cuáles son los beneficios para las mipymes que sus negocios se basen en economía circular?

Los beneficios vienen derivados porque ganan fortaleza, frente a la legislación y a la presión de la sociedad que exigen cada vez productos más verdes, más limpios. También ganan independencia frente al uso de materiales escasos que han de competir con otras empresas, con otros usos. Por ejemplo, el agua para consumo doméstico puede imitar la eficiencia de una empresa y optimizar su uso. Ganan más competitividad, cada vez que un mercado demanda productos sostenibles es una forma de ganar cuotas de mercado con unas regulaciones más exigentes.