Noticias / Noticias

Digitalización y sostenibilidad, los principales desafíos para la reactivación de las empresas tras la crisis del Covid-19

Así lo afirmó la española Adela Sánchez, directora de proyectos europeos en CEOE Cantabria y project manager de la Enterprise Europe Network (EEN), durante el webinar “En tiempos de pandemia, la importancia del trabajo en redes”, organizado por Fundación Empresarial Eurochile en conjunto con la Confederación de Empresarios de Pymes de Cantabria, España.

Publicado el 17/07/2020

En momentos en que Europa comienza a recuperarse tras la etapa más dura de confinamiento por la pandemia de Covid-19, las empresas están retomando sus actividades enfrentando un escenario distinto, en que la digitalización y la sostenibilidad aparecen hoy como los principales desafíos y líneas de acción.

Así lo afirmó la española Adela Sánchez, directora de proyectos europeos en CEOE Cantabria y project manager de la Enterprise Europe Network (EEN), durante el webinar “En tiempos de pandemia, la importancia del trabajo en redes” realizado el pasado 14 de julio, organizado por Fundación Empresarial Eurochile en conjunto con la Confederación de Empresarios de Pymes de Cantabria, España.

El encuentro tuvo por objetivo conocer el trabajo que está haciendo Europa para la recuperación de sus empresas, así como relevar la importancia que tendrá en ello la asociatividad, principalmente a través de EEN; una red con 600 instituciones afiliadas en 60 países y que dispone de 4.000 expertos, avalada por la Comisión Europea, y de la que Eurochile es representante exclusivo en nuestro país. A través de EEN, se entrega apoyo a las pymes en una serie de aspectos, que van desde el relacionamiento con pares europeos hasta la generación de acuerdos de colaboración con estos, y también se facilita información sobre los diversos eventos de networking virtuales que son organizados por otros socios europeos de la red y que hoy están en marcha.

“En este escenario de incertidumbre que estamos viviendo hoy, es de suma importancia identificar nuevas formas de trabajar con redes y plataformas, con el objetivo de generar espacios de cooperación, así como también desarrollar nuevas relaciones con pares nacionales e internacionales, en este caso, europeos”, señaló Nina Morales, directora del Área de Cooperación Empresarial y Asuntos Institucionales de Eurochile.

Esto es más importante aún hoy, planteó Adela Sánchez, porque el virus cambió todos los escenarios que estaban proyectados a inicios de año. Y según se recogió en una cumbre empresarial por la reconstrucción realizada en junio en España, dijo, “en lo que todos han coincidido es en que la crisis causada por la Covid ha puesto de manifiesto que la responsabilidad social corporativa es uno de los motores para ser más competitivos. Los empresarios van a ser los que van a liderar la reconstrucción, y consideramos además que es muy importante la asociatividad empresarial”.

Hoy muchas empresas y empresarios han demostrado gran capacidad de “tirar hacia adelante”, dijo Sánchez, y muchas han reconvertido sus procesos productivos para apoyar en la crisis sanitaria. Y en este movimiento masivo en favor de la defensa de la responsabilidad social corporativa, agregó, está claro que el objetivo de las empresas es ganar dinero, “pero de una manera ética. Está demostrado que las empresas que tienen valores éticos, que son consistentes y responsables, son mucho más exitosas en el largo plazo”.

¿Cómo enfrentar este nuevo escenario? Según plantea Sánchez, hoy las dos principales líneas para la recuperación en Europa están enfocadas en la digitalización, a partir de lo ocurrido con el teletrabajo; y la sostenibilidad, con el Pacto Verde europeo como eje de la reactivación.

“La situación en que nos encontramos es cómo vamos a responder a una economía en que se habla de una caída media del PIB mundial de un 10%. Por tanto, los pequeños y los grandes empresarios tenemos que adaptarnos, adaptar nuestros productos y servicios. Tenemos muy claro que tenemos que apostar por la digitalización, creemos que el teletrabajo ha venido y se va a quedar en las empresas”, aseguró.

Y ante la crisis sistémica y global, a la que todos estamos expuestos, “tenemos la oportunidad de ir más allá, de repensar nuestras empresas, y cómo podemos trabajar para dar un paso en el ámbito de la responsabilidad y la sostenibilidad”, agregó. Y en ese sentido, dijo Adela Sánchez, “para nosotros ha sido muy claro que es fundamental la colaboración, el trabajo en red y la acción conjunta. Creemos que la unión hace la fuerza, y hemos ido trabajando por sectores empresariales y quizás es el momento de pensar en términos estratégicos”.

Planteó que hoy es claro que vivimos en una economía absolutamente globalizada, con condiciones de comercio que ejercen cada vez más una presión sobre las empresas por la competitividad. “Este contexto ha dado origen a la renovada importancia de la actuación de las empresas siempre en coordinación con otras, y con otros agentes, en aras de promover la innovación, el desarrollo tecnológico y la estrategia empresarial. Está demostrado que la competitividad de cualquier empresa, independiente de su tamaño, está ligada a las relaciones que tiene con otras empresas, organizaciones y redes del entorno, como es el caso de Eurochile”.

“Las asociaciones -agregó Adela Sánchez-, las redes empresariales y la conexión a estas redes tienen una fuerza impresionante. Eurochile es nuestro partner de EEN en Chile, y nuestra fuerza es que somos conectores únicos. La verdad es que sólo a través de la unión de muchas voces nos podemos hacer oír y ejercer influencia, y provocar cambios”. Por ello, invitó a las empresas de cualquier sector y tamaño a conectarse con esta red a través de Eurochile.

“La crisis creemos que va a pasar, en un año y medio o dos, y dentro de ese tiempo estaremos intentando crecer, y ahí tener una estrategia a medio plazo va a ser importante: pensamos que puede ser el momento ahora de repensar la estrategia y los modelos de negocios de nuestras empresas. De esto vamos a salir, y hay que pensar ahora cómo hacerlo para salir fortalecidos”, finalizó.

Para conectarse con la red de EEN en Chile, dijo por su parte Manuela Caruz, directora de Redes de Eurochile, basta con acercarse a Eurochile o enviar un mail. Los servicios de la red, explicó, no tienen costo salvo que se requiere de productos específicos.

“La idea es hacer conversaciones más específicas, a lo mejor por sectores o por intereses comunes, una especie de mentoring y que Adela nos ayude por la parte europea para encontrar empresas que hayan solucionado algunos temas, que estén ya trabajando o hayan superado algunos conflictos y que puedan trabajar esa experiencia a las empresas chilenas. Queremos dejarlos invitados a inscribirse para que podamos identificar cuales son las empresas europeas más idóneas para transmitir esas experiencias”, cerró Manuela Caruz.