Noticias / Desarrollo regional

Patrones europeos de un Nuevo Turismo

El turismo de proximidad será el gran aliado del nuevo turista, permitiéndole viajar y vacacionar en sectores cercanos a su zona de confort.

Publicado el 23/10/2020

El nuevo turista, hoy, está más dispuesto a viajar o a trasladarse dado el confinamiento en que ha vivido todo este tiempo, sin embargo no lo hará muy lejos de su lugar de residencia. El turismo de proximidad será el gran aliado del nuevo turista, permitiéndole viajar y vacacionar en sectores cercanos a su zona de confort. Esta premisa se ha visto reafirmada con el comportamiento de los turistas en el reciente verano europeo. El turismo de naturaleza, con actividades al aire libre, con baja capacidad de carga y que invita al turista a relajarse y renovar energías ha sido uno de los predilectos, así como los viajes hacia segundas viviendas y en su propio auto.

En España se ha dado el caso de que los destinos turísticos mayormente visitados han sido los relacionados a turismo de naturaleza y turismo rural. Según datos oficiales al mes de septiembre, el Principado de Asturias fue la comunidad autónoma con mayor grado de ocupación en los alojamientos de turismo rural, con un promedio de 62.5%. Los alojamientos rurales y poco masificados, con menor número de personas y mayor aislamiento, han sido los más demandados. En un principio los turistas no querían viajar, tenían miedo, pero al pasar tanto tiempo confinados y al llegar el verano, se reactivó la demanda por actividades de ocio y gastronomía. La estrategia de promoción ha sido la de captar mercados de proximidad, y principalmente al turista nacional. Por el lado de la vinculación público-privada, el trabajo coordinado entre los municipios y organizaciones empresariales locales ha sido clave para la reactivación del turismo, han trabajado en regular todo lo que la ley les exige, como el uso de mascarilla, alcohol gel para manos, reducción de aforos para poder cumplir con las medidas de seguridad y atender bien a los turistas. También, se han preocupado de que cualquier objeto que sea susceptible de ser tocado por el público sea eliminado. La idea es que las empresas puedan garantizar al turista que cumplen con todas las medidas de seguridad y protocolos, con el cuidado de no generar falsas expectativas, entregando un mensaje claro de que no existen lugares libres de Covid-19, pero que sí se puede minimizar el riesgo de contagio, y en este aspecto la industria turística debe ser conservadora y consciente.