Noticias / Desarrollo regional

Cooperar sin competir para la reactivación de destinos turísticos

La Industria Turística se está reinventando frente a un mundo que se encuentra en un escenario totalmente distinto al que estábamos acostumbrados. Existe mucha incertidumbre e interrogantes sobre cómo será esta “nueva normalidad” tras la pandemia. Para las industrias que se han visto totalmente paralizadas, específicamente para la del Turismo, el principal desafío es trabajar en un rediseño de sus productos y estrategias de promoción y marketing, de manera colaborativa y asociativa tanto entre las empresas como con las entidades públicas.

Publicado el 14/08/2020

La Industria Turística se está reinventando frente a un mundo que se encuentra en un escenario totalmente distinto al que estábamos acostumbrados. Existe mucha incertidumbre e interrogantes sobre cómo será esta “nueva normalidad” tras la pandemia. Para las industrias que se han visto totalmente paralizadas, específicamente para la del Turismo, el principal desafío es trabajar en un rediseño de sus productos y estrategias de promoción y marketing, de manera colaborativa y asociativa tanto entre las empresas como con las entidades públicas.

En este sentido, reafirmamos el hecho de que Europa nos lleva ventaja. Mientras nosotros en Chile recién estamos iniciando la implementación del plan de desconfinamiento paso a paso, y estamos preparando a la Industria del Turismo con protocolos que han comenzado a ser difundidos, Europa ya los ha implementado y ha avanzado en su adaptación a la realidad de cada rubro y territorio para salvar el verano europeo.

Como Eurochile hemos seguido de cerca lo que está ocurriendo en el Turismo en Europa. Hemos evidenciado que la “nueva normalidad” requiere un trabajo arduo de coordinación y equilibrio de esfuerzos entre lo público y privado, y entre los territorios que componen un destino turístico para entregar garantías y seguridad al turista que visitará el destino. Para esto es clave que desde el sector empresarial existan interlocutores válidos que los representen en las instancias de coordinación con el sector público, para acordar e implementar de manera organizada las estrategias de apoyo, de diseño de productos, promoción y marketing.

Las zonas de Europa que han logrado salvar parte del verano Europeo, y reactivarse en cierta medida, lo han hecho en base a la asociatividad, la unión y trabajo coordinado entre lo público y privado. Es el caso por ejemplo de Asturias en España, específicamente del Clúster de Turismo Rural de Asturias, que ante la necesidad de salvar sus negocios los empresarios se unieron aun más, aprovecharon de capacitarse y de mejorar su gestión. Se organizaron y coordinaron con los municipios para apoyarse en temas financieros, de promoción y publicidad y en la creación y rediseño de productos. Su estrategia de reactivación no se basó en precios, porque tenían costos que pagar para implementar los protocolos, medidas de seguridad, etc. Su estrategia de promoción ha sido orientada a motivar a los turistas a que vayan a Asturias a reinventarse, a renovarse junto con la naturaleza y, se han focalizado en grupos familiares, siendo flexibles en la cancelación de reservas. Toda la promoción la han realizado de forma digital, y lo mismo han hecho con folletos, mapas, etc. Vivieron un momento de incertidumbre total, al igual como se ha estado viviendo en Chile, pero hubo una voz única, un solo interlocutor que los representó logrando poner los problemas en común para resolverlos conjuntamente.

Actualmente, en Chile estamos viviendo todavía una etapa de incertidumbre, sobre todo en lo económico y, conocer y aprender de experiencias de empresas y destinos que ya han pasado por lo mismo y han logrado avanzar en su reactivación, nos motiva. Se reafirma que la asociatividad y la vinculación público- privada son claves para salir de la crisis. Es imposible que un empresario se promocione solo en un mercado, y menos ahora; el empresario deber ser parte de un destino, y todos los actores de ese destino turístico deben promocionarse y venderse como uno solo. Se debe cooperar sin competir para crear y desarrollar un destino turístico.