Noticias / Cooperación empresarial

Enterprise Europe Network, la red que sirve de puente con Europa a las pymes a través de Eurochile

En el marco del proyecto para desarrollar el turismo de negocios en Antofagasta, la directora de Redes de Eurochile, Manuela Caruz, realizó a las empresas participantes del proyecto un taller sobre herramientas para la internacionalización de su negocio, donde la EEN puede jugar un rol clave a través de la conexión con empresas y organizaciones europeas.

Publicado el 13/11/2020

Conocer las ventajas de conectar a su empresa con Europa, y cómo lograrlo. Ese fue el principal objetivo del taller “Herramientas de Internacionalización: Enterprise Europe Network” realizado por la directora de Redes de Eurochile, Manuela Caruz, a empresarios y participantes del proyecto “Nodo Internacionalización del Turismo MICE en Antofagasta”, ejecutado por la Fundación en conjunto con Corfo Antofagasta y GEDES, y que hoy se encuentra en fase de desarrollo.

Y en ese contexto, presentó la forma de operar y las ventajas de la red Enterprise Europe Network (EEN), la red de apoyo a las pymes más importante de Europa y una de las más grandes a nivel mundial, cuyo principal objetivo es impulsar la competitividad de las pequeñas y medianas empresas a través de la internacionalización, transferencia tecnológica y comercial.

Creada por la Unión Europea en 2008 y pensada originalmente para actuar sólo con sus estados miembros, hoy esta red está presente en más de 60 países del mundo, e integrada por 4 mil expertos y más de 600 organizaciones en Europa y fuera de ella. Eurochile fue pionero en nuestro país y en Latinoamérica en tener acceso a esta red, y hoy es el único punto de contacto con EEN en Chile.

El marco de las posibilidades asociativas para las empresas nacionales es amplio, ya que entre sus integrantes se encuentran cámaras de comercio, centros tecnológicos, parques científicos, organizaciones públicas y privadas especializadas en trabajos con pymes, organismos de fomento públicos y privados, federaciones empresariales de pymes, así como redes de centros y agencias de innovación, entre otros.

“El principal servicio de esta red es la subida de perfiles tecnológicos y comerciales -tanto de oferta como de demanda- a una plataforma desde donde esa información se difunde a todos los países y socios de la red, para que un nodo pueda buscar dentro de sus contactos -y clientes- el partner que estamos buscando desde Chile para un cliente específico”, explica Manuela Caruz sobre su funcionamiento.

También permite -agrega- obtener información sobre certificaciones, normativas, normas técnicas, funcionamiento de mercados, políticas específicas y obtener contactos en Europa.

“Si se conoce sobre alguna empresa o tecnología en un país específico, podemos hacer ese contacto a través de esta red. También podemos conocer los productos y nuevas tendencias en Europa, y obtener información sobre proyectos o convocatorias que involucren a Chile. Podemos organizar agendas de reuniones individuales o grupales; participar en ferias, visitar centros tecnológicos, universidades, empresas, y organizar visitas al igual que participar de ruedas de negocios”, dice la directora de Redes de Eurochile.

A esto se ha sumado este año un proyecto de “mentoring”, para que empresas europeas que hayan desarrollado o que hayan avanzado en la solución de algún problema puedan traspasarle esa experiencia a empresas chilenas.

“Lo que hemos hecho es que le enviamos una ficha de una empresa chilena -por ejemplo- a nuestra contraparte en Europa, que nos ayuda a contactar a la empresa para que pueda transferir el conocimiento, la experiencia o lo que se requiera a la empresa chilena. Es un piloto que ha tenido gran éxito, porque la conexión es uno a uno, de empresa a empresa, y le soluciona el problema específico a la pyme chilena”, explica Caruz.

Entre las principales ventajas de la EEN para las pymes chilenas es que se trata de una red transversal, multisectorial, “donde todos los actores son bienvenidos”. Permite explorar nuevos mercados, y la asesoría de Eurochile, como punto de contacto de la red en el país, permite salvar barreras idiomáticas y ayudar en la búsqueda de perfiles de acuerdo a las necesidades. Una red que, además, no tiene costos.

“Nosotros decimos que la red es la ventanilla única hacia la Unión Europea, y en nuestro país la EEN ofrece una oportunidad para conectarse -con servicios personalizados- a través de Eurochile. Por lo tanto, somos el punto de contacto y el puente entre Chile y Europa”, afirma Manuela Caruz.

Eurochile gestiona a través de la red consultas sobre el mercado europeo con el apoyo de los distintos puntos de contacto, y el servicio que entregan puede ir desde la orientación de fuentes de información para encontrarla por cuenta propia, hasta información más específica. Y al ser una red avalada por la Comisión Europea, la información que hay ahí es muy confiable, y da garantía de que los contactos son serios.

“El perfil, junto a la oferta -o las necesidades- se sube a la red y se difunde, y a partir de ahí se van generando contactos con nodos europeos. A partir de la información que nos llega, se la vamos entregando al cliente en Chile para ver si existe interés, y si este se manifiesta desde nuestro país y desde Europa, se hacen los contactos. Luego, la negociación y las conversaciones futuras se realizan directamente entre ambos, aunque podemos apoyarlos si es necesario. Ustedes son los expertos, los que conocen bien su negocio y sus necesidades, por lo tanto la conversación es entre ustedes”, dice la directora de Redes.