Noticias / News

Harman Idema, embajador de Países Bajos: “La Hoja de Ruta para la Economía Circular es una gran iniciativa para el desarrollo sostenible de Chile”

En esta entrevista con Eurochile, el embajador Idema habla sobre los avances de su país en la implementación de esta tendencia, de las oportunidades de colaboración bilateral, la importancia de una política de estado que oriente a las empresas en esta materia, y del apoyo ofrecido para la Fundación en el trabajo que realiza para elaborar esta hoja de ruta que marcará el rumbo de la economía circular en el país.

Publicado el 24/04/2020

Históricamente, Chile y los Países bajos han tenido una muy buena relación bilateral, con un trabajo continuo de apoyo en los temas importantes para ambos países. Y así ocurre también en materias de acción climática y economía circular, afirma el embajador de ese país en Chile, Harman Idema: “Por ejemplo, Chile y los Países Bajos trabajan juntos – por solicitud del Secretario General de Naciones Unidas António Guterres a sus presidentes – en convencer a otros países para subir las metas de cada país para lograr los resultados del acuerdo climático de París”.

Y en ese marco, la embajada se encuentra hoy en conversaciones con la Fundación Empresarial Eurochile para ayudar tanto en la elaboración de la Hoja de Ruta de la Economía Circular como en la exploración de distintas vías de colaboración en esta materia. Una de las áreas donde hoy la cooperación bilateral es fuerte, por ejemplo, es en recursos hídricos, donde hoy se siente fuerte el impacto del cambio climático. En esta línea, actualmente existe un proyecto en La Serena para la gestión de agua integral con el uso de acuíferos, y en Los Vilos en la protección de la costa.

En materia de economía circular, los Países Bajos también registran importantes avances a través de iniciativas como Pharmafilter, que convierte aguas residuales en hospitalarias; Protix, empresa que ha desarrollado una forma sostenible y circular para aprovechar el poder de los insectos para la producción de productos a base de insectos, incluidos alimentos para la acuicultura e insumos para productos farmacéuticos; o DSM-Niaga, que produce alfombras totalmente reciclables para el mercado mundial, entre otros.

En esta entrevista con Eurochile, el embajador de los Países Bajos, Harman Idema, profundiza en los alcances que podría tener esta cooperación, y cómo los avances de su país en materia de economía circular pueden ayudar a la adopción de esta tendencia en Chile y sus empresas.

¿Cuáles son los principales avances que registran hoy los Países Bajos en el ámbito de la economía circular, principalmente, que podrían ayudar a desarrollar esta tendencia en Chile?

En los Países Bajos ya hemos completado el proceso de la Hoja de Ruta, ya tenemos una política pública cuyo objetivo principal es tener una economía completamente circular en el año 2050. En la búsqueda de soluciones para enfrentar desafíos comunes, nuestro país usa el famoso “Dutch Diamond”, en lo cual representantes del sector público, el sector privado e institutos de conocimiento trabajan juntos. De ahí salen soluciones acordadas entre todos, si es de juntar, procesar y reciclar plástico, procesamiento de basura en forma sustentable, bajar la cantidad de basura, gestionar agua en forma circular o cambiar el sistema de movilidad, etc. Todo eso está apoyado por un sistema de subsidios y exenciones.

Hoy existen una serie de iniciativas en esta materia, y entre ellas la principal es la elaboración de una Hoja de Ruta para la Economía Circular, trabajo que hoy está desarrollando Eurochile. ¿Cómo podrían apoyar este proceso?

La Hoja de Ruta para la Economía Circular la vemos como una gran y muy valiosa iniciativa para el desarrollo sostenible de Chile, y como un nuevo modelo de negocios. En los Países Bajos hemos pasado por un proceso similar, con aprendizajes y buenas prácticas. Vamos a compartirlas con Chile, entre otros a través de Holland Circular Hotspot, que es una cooperación innovadora entre el sector público, el sector privado y los institutos de conocimiento, con el objetivo de apoyar a nivel internacional la economía circular. El Holland Circular Hotspot está en la mejor posición para transmitir los aprendizajes, buenas prácticas y soluciones más específicas para apoyar el proceso en Chile. Además, por solicitud de la ministra Schmidt de Medio Ambiente, nuestra ministra encargada de economía circular Stientje van Veldhoven, va a participar en el comité asesor internacional acompañando el proceso de la formulación de la Hoja de Ruta en Chile.

¿Cómo ha avanzado la implementación de la economía circular en Europa, y en particular en Países Bajos, y cuáles son los principales logros concretos a la fecha?

Desde la visión de la Unión Europea, creo que el ‘European Green Deal’ crea las condiciones ideales para fortalecer la economía circular. Las experiencias recientes de países como Finlandia y los Países Bajos puede servir como ejemplos para su implementación. Tener una política del estado enfocado en una economía circular en 2050 da una dirección al sector privado de a dónde va el mercado y en qué deben invertir. Ha soltado una ambición ilimitada –con empresas existentes, multinacionales, nuevas start-ups y empresas B- hacia la eficiencia de uso de insumos, nuevos productos sostenibles y cambios en conceptos del mercado, como por ejemplo ‘light as a service’. En el aeropuerto de Schiphol, han contratado la iluminación a Signify (originalmente de Philips). Pagan por tener buena luz (el servicio) en lugar de un precio por ampolleta (el producto), que genera una actitud de eficiencia (del servicio) en lugar de maximizar volumen (de venta de bombillas).

Hay tantos ejemplos que mostrar, en todos los sectores. Piensa por ejemplo en el SolaRoad, que en vez de asfalto es un camino hecho 100% de paneles solares que generan energía. O Bluecon, que limpia agua residual para uso en agricultura – de pequeña y mediana escala. O The Waste Transformers, que es una pequeña instalación capaz de transformar grandes cantidades de residuos orgánicos en energía y calor. Muchos ejemplos de iniciativas de los Países Bajos en economía circular se puede encontrar en el catálogo del Holland Circular Hotspot.

¿Cuáles son las principales áreas o sectores donde ve mayores oportunidades de cooperación entre Países Bajos y Chile tanto en materia de acción climática como de economía circular?

Desde ya varios años, Chile y los Países Bajos tiene una cooperación exitosa en agua, agricultura, puertos y ciudades inteligentes, incluyendo gestión de residuos. Y justo el enfoque dentro estos sectores es por gran parte fortalecer la economía circular – desde nuestros actores tanto públicos como privados. Por ejemplo, la empresa neerlandesa Arcadis ayuda a reducir el consumo de agua y el tratamiento de agua en el sector minero, y el banco neerlandés Rabobank realiza un análisis de sustentabilidad de cada cliente y tiene un enfoque en soluciones financieras sostenibles. Más en general, creo que el proceso participativo que siempre seguimos para lograr acuerdos entre gobierno, sector privado, organizaciones de conocimiento y consumidores es algo que puede tener un cierto valor de explorar para Chile.

¿Cuáles son los avances de los Países Bajos en esos sectores, y cómo podría materializarse concretamente esa cooperación?

En los Países Bajos en base a la política pública con meta de ser un país 100% circular en 2050, se construyeron mesas por sector donde entidades públicas, privadas y de conocimiento se acordaron qué medidas pueden tomar para contribuir a la meta nacional. Ahora estamos en el proceso de implementación de estos acuerdos, con un buen sistema de monitoreo, incluyendo un papel para nuestro parlamento.

Para sólo mencionar un ejemplo concreto: en gestión de residuos en los Países Bajos existe un avanzado sistema de recolección de basura, luego un muy alto porcentaje de reciclaje, y la parte que no tiene suficiente valor en reciclar, se aprovecha para convertir en energía a través de instalaciones Waste-to-Energy. Menos de 1% de la basura residencial en los Países Bajos termina en vertederos, y nos encantaría apoyar a Chile a lograr esto mismo.