13 Octubre 2017

Eurochile se adjudica Fondo de Protección Ambiental con proyecto que ayudará a reforestar la Región de O’Higgins tras incendios forestales

El proyecto contempla la creación de dos viveros forestales con sistemas autosustentables de producción de agua y energía eléctrica a través de la captura tecnológica de agua atmosférica y la energía solar fotovoltaica, respectivamente.

El Ministerio del Medio Ambiente adjudicó a un proyecto de Eurochile, junto a los de otras 9 instituciones, un Fondo de Protección Ambiental (FPA) destinado a financiar acciones que permitan recuperar procesos y funciones ecosistémicas en las zonas afectadas por los incendios en las regiones de Valparaíso, Metropolitana, O’Higgins, Maule y Bío Bío.

El proyecto de Eurochile, llamado “Viveros forestales con autogeneración de agua, energía solar e hidrogel para el trasplante” se abocará a facilitar la reforestación con especies nativas de la Región de O’Higgins, la cual se vio duramente afectada por los incendios forestales del pasado verano.

El Ministro del Medio Ambiente, Marcelo Mena, entregó hoy a Ivonne Palma, Directora de Estudios de Eurochile, el cheque simbólico por los 48 millones de pesos de financiamiento para el proyecto, en el marco de la inauguración del Santuario de la Naturaleza Quebrada de La Plata, en Maipú.

Viveros autosustentables

El objetivo del proyecto es establecer sistemas autosustentables y replicables para la producción de plantas de viveros forestales, utilizando sistemas de captura tecnológica de agua atmosférica, y con energía solar fotovoltaica de modo tal de establecer viveros en lugares sin acceso a agua. El proyecto incluye también la utilización de hidrogeles para disminuir la mortandad de las plantas al momento del trasplante y períodos críticos iniciales de plantación en los territorios afectados por los incendios.

El proyecto contempla establecer dos viveros que producen su propia agua y energía eléctrica para el desarrollo de las actividades productivas al interior del invernadero. Los viveros e invernaderos se establecerán en la Escuela de Pailimo en Marchigüe y en el predio de una de las usuarias de Prodemu, en el sector de La Quebrada, Marchigüe. Una vez terminado el proyecto, las instalaciones quedarán disponibles para la comunidad.

La finalidad de la iniciativa es reforestar las zonas incendiadas y recomponer progresivamente el ecosistema que les permitía desarrollar las actividades económicas y sociales de hombres y mujeres en los territorios afectados. Reforestar es un proceso largo, las mujeres ejercen un fuerte liderazgo en el mundo rural y los jóvenes son el futuro para estos territorios.

El proyecto está alineado con la estrategia de Conaf que, a través de un convenio con Prodemu, está capacitando a mujeres jefas de hogar en la producción de viveros forestales. Asimismo, para el desarrollo del proyecto se cuenta con el apoyo de organizaciones como Conaf, Indap, la Seremi de Agricultura, Prodemu, una usuaria viverista de Prodemu, ChileSustenta, la Escuela de Pailimo y el Liceo Pablo Neruda de Navidad.